9 de diciembre de 2022

Küdell TV

Canal de televisión

Francisco Riquelme propone eliminar peaje e instaurar tarifas diferenciadas en la relicitación de ruta 68

La relicitación de la concesión de la ruta 68, programada para junio del 2021, ya está en la mira del candidato a la alcaldía de Casablanca, Francisco Riquelme, quien propone “una posición clara y firme a nivel local en defensa de los intereses de la comunidad”,  para acabar con un trato desigual por más de dos décadas.

Considerando los cuatro peajes instalados en la comuna, en el ingreso a la ciudad y sus localidades, Riquelme sugiere eliminar una de estas casetas de cobro y diseñar tarifas diferenciadas, mediante una mesa de trabajo que considere a la comunidad, usuarios, transportistas, autoridades de Obras Públicas y concesionaria.

A la fecha, la tarifa en cada uno de estos peajes es de $800 para vehículos menores y de hasta $2.700 para camiones y buses de dos ejes. “Pero lo más sorprendente y abusivo es que la multa por una infracción puede alcanzar los $3.200 para autos y de hasta $10.800 vehículos de carga y pasajeros”, indica el candidato.

Para Riquelme, la próxima licitación debe considerar tarifas especiales para quienes viven en Casablanca y que necesitan utilizar la autopista, dado que las rutas alternativas no cumplen con las mismas condiciones de calidad y de seguridad. Ejemplo de ello es lo que ocurre con el camino que cruza Lo Vásquez, que pone en riesgo tanto a los habitantes como a los mismos automovilistas ante un alto tráfico.

“Proponemos terminar al menos con el peaje de La Viñilla y en los otros establecer una tarifa diferenciada tanto para los usuarios particulares como transportistas. Para hacer efectivo esto, es viable un sistema especial  de inscripción para los casablanquinos. En el caso de los colectiveros, transporte de pasajeros y de carga, creemos fundamental establecer convenios con tarifas preferenciales”,  señaló.

Más seguridad para y con los ciudadanos

Otra de las materias que preocupan a la comunidad es la seguridad para quienes viven cerca de la autopista y para los mismos conductores en algunos sectores en particular, como el enlace de Tapihue, lugar de alta ocurrencia de accidentes por una deficiente señalización. En ese punto su propuesta va por reforzar la seguridad, pero también “catastrar la cantidad de pasarelas peatonales y determinar si hoy se necesitan más”.

Consultado sobre cómo lograr ésto, Riquelme expresó que se debe convocar a una efectiva participación ciudadana. “En la primera licitación no se sumó a la ciudadanía en la toma de decisión. Lo que proponemos es, desde ya, una mesa de trabajo que incluya a la comunidad que vive cerca de la carretera, automovilistas, empresas de transporte de pasajeros y de carga, de tal manera de sumar fuerza”, explicó.

“Casablanca le ha entregado mucho a la autopista. Equipos de seguridad, salud, bomberos, acuden ante cualquier emergencia. Ya es tiempo que se le devuelva la mano con un nuevo y mejor trato».