28 de noviembre de 2022

Küdell TV

Canal de televisión

Síndrome de burnout: ¿Qué hacer para que no se transforme en la próxima pandemia?

Producido por un estrés crónico y caracterizado porsentimientos de agotamiento o falta de energía, negativismo o cinismo relacionado con el trabajo y eficacia profesional reducida, el Síndrome de burnout se está transformando en una amenaza para la salud mental de las personas, generando una  alerta respecto a las consecuencias que podrían desencadenarse a nivel mundial.

Según la OMS, El “burnout”  o síndrome del trabajador quemado se refiere a un estado de agotamiento emocional, físico y mental grave en el que la persona se derrumba a causa del cansancio psíquico o del estrés que surge de la interacción social y ante una rutina laboral.

Hace pocas semanas el portal de empleos  Bumeran entregó los resultados de un estudio realizado con el objetivo de dar a conocer la ocurrencia del síndrome de burnout en distintos países, siendo Chile y Argentina quienes lideran la lista con un 80,2%, para ser seguidos por Perú con un 72,9% y en Panamá con el 53,6%. Y es que la misma publicación deja en claro que, a nivel regional, los ciudadanos han manifestado haber tenido estrés, falta de motivación  y un agotamiento fuera de lo normal.

Pero, ¿estos indicadores podrías ir aumentando? Jorge Fuentes, psicólogo y Director de Pranavida, señala la importancia de no sólo poner atención estos indicadores, sino que generar planes de contención desde ya. “Efectivamente la pandemia sigue teniendo las repercusiones en la población y estas pueden seguir manifestándose en los próximos meses”, adelanta el profesional.

Desde la llegada del covid-19, el largo periodo de incertidumbre y las modificaciones constantes en  las rutinas provocaron estrés y ansiedad de manera transversal, algo que habría propiciado aún más este síndrome. “Estamos frente a un cúmulo de factores que se han ido sumando. Nuestro ritmo de vida laboral previo a la pandemia ya era enfermante y estaba generando problemas a la salud notorios que,  en ese entonces, sólo lo definíamos como estrés. De hecho, el síndrome de burnoutya estaba antes de la pandemia, pero no era tan masivo como ahora, donde tantas emociones negativas están generando este verdadero apagón del cuerpo y la mente en el trabajo”, explica el director de Pranavida.

En este sentido, el psicólogo entrega 3 consejos para poder ir aliviando el agotamiento  laboral.


Organización y planificación: “Parte importante para bajar la carga es ordenar las tareas diarias y planificar el desarrollo de los objetivos acorde a los plazos y capacidades. La idea es no abrumarse innecesariamente con las cosas que hay que hacer, sino que racionalizarlas  e ir generando un plan de trabajo que permite terminar las tareas diarias en el horario laboral”.

Aprende a decir no y avisar lo que te ocurre: “Es evidente que hay tareas a las que no podemos negarnos, pero también  si hay una carga adicional hay que aprender a decir que no podemos realizarlas en estos momentos dadas las dificultades que esto puede generarnos. Lo importante es poder realizarlo de manera correcta, evitando que se crea que es sólo de mala voluntad. Esta lógica requiere efectivamente de otro receptivo con quien además podamos contarle si nos sentimos saturados, por ejemplo, pero es bueno que empecemos a confiar, transparentar y normalizar los problemas que podemos comenzar a sentir – y evidenciar- en salud mental”.

Regálate minutos para ti durante la jornada laboral: “Así como muchas personas hace un break para tomarse un café, ir al baño o revisar las redes sociales como una manera de distraerse en medio del trabajo, es importante darse un minuto para respirar conscientemente, ojalá con los ojos cerrados, como una manera de reconectarnos con nosotros mismos, bajar nuestra ansiedad y hacer una pausa”.