28 de noviembre de 2022

Küdell TV

Canal de televisión

Docente de Psicología de UST Viña del Mar entrega propuestas para erradicar la violencia escolar

El retorno a las clases presenciales en los establecimientos educacionales después de dos años ha estado acompañado lamentablemente por actos de violencia protagonizados por escolares e incluso por sus padres o apoderados. Un fenómeno que ha marcado estas primeras semanas ante el cual aparecen diferentes análisis y propuestas para enfrentar el problema de raíz. Boris Cajas, docente de la carrera de Psicología de Universidad Santo Tomás sede Viña del Mar, pide poner énfasis en la educación emocional para abordar esta situación.

“Acá surgen interrogantes necesarias: ¿Cuál será la visión ministerial para abordar el fenómeno emergente? ¿Será posible, frente a lo que ocurre, resignificar las actividades curriculares en los establecimientos educacionales? ¿Es necesario comprender que la educación emocional debe estar en el mismo nivel que lo cognitivo en los aprendizajes?”, plantea.

El coordinador del Área Educacional de la carrera de Psicología agrega que “cómo no recordar la famosa serie norteamericana ‘Los Simpson’ cuando Bart aparecía escribiendo en la pizarra alguna frase de enmienda de conducta, lo cual posibilita reflexionar sobre la vigencia del castigo en los contextos educativos, o cómo gestionar nuevas formas de abordar las conductas disruptivas. Es más, también podemos reflexionar cuan castigada se siente la educación en nuestro país y elucubrar intervenciones que propendan a la mejora de la salud mental de la cultura escolar en nuestro país”.

Pensando en ese último punto, Boris Cajas entrega algunas propuestas:

– Aumento de la actividad física en los establecimientos escolares.

– Comprender y concientizar que la educación emocional debe ser considerada como contenido de aprendizaje en todas las etapas del proceso escolar.

– Que la institución educativa establezca como normativa espacios que posibiliten el autocuidado de los docentes.

– Que los docentes sean capacitados en temáticas que complementen su labor para apoyar a los estudiantes en las distintas situaciones que emergen en los contextos educativos, por ejemplo, violencia escolar.

El académico de UST Viña del Mar recalca que es necesario que los principales actores (docentes, padres y apoderados, estudiantes, directivos, asistentes de la educación) de los distintos contextos educativos “incorporen como práctica permanente la revisión en sus formas de accionar y resolucionar, no solo en momentos críticos. Se hace urgente incorporar la educación emocional, el desarrollo de habilidades sociales, la resolución pacífica de los conflictos, la inteligencia colaborativa, no solo en la docencia, sino en toda la institución”.

Finalmente, Boris Cajas pide no olvidar que “la escuela está inserta en una cultura y comunidad, necesaria de ser vinculada con el contexto social amplio. Así podremos contribuir a que los aprendizajes sean significativos y cobren sentido para dejar de relacionarnos de forma violenta”.